Continente de basura

23.03.2012 11:59

 

Siempre me fijo en la gente que va a las piscinas que suelo frecuentar, y me doy cuenta de un comportamiento bien particular, todas evitan la zona en que la piscina concentra desperdicios que flotan, como hojas muertas de árboles cercanos o cadáveres de insectos.

Evidentemente todos sabemos la razón de evitarlos, ¡que asco es bañarnos entre la basura!, sentir que algo flotando se pega a tu piel es sencillamente repugnante. Pero ¿cómo sería si toda la piscina estuviera llena de potes de plástico y cauchos?, creo que nadie se bañaría.

A veces vemos algunas playas en Venezuela y evidenciamos restos de cauchos y cosas plásticas flotando, pero es realmente raro conseguirlas, aún así nos parece asqueroso ver a la mar ensuciada por los desperdicios humanos.

El problema es que sólo nos alarmamos a lo que perciben nuestros sentidos, es como la piscina, sólo actuamos para limpiar lo que nos rodea, pero lo que desconocemos se nos hace invisible y poco importante.

En el océano Pacifico, exactamente entre Japón y Hawái existe un gran vórtice de basura, que al estilo de un huracán de desechos de plástico, gira en sentido contrario al de las agujas del reloj, reproduciendo el movimiento causado por la fuerza de coriolis.

Esta gigantesca mancha de basura tiene la impresionante dimensión de 26 millones de kilómetros cuadrados, una superficie similar a la del continente africano.

El fenómeno se observó por primera vez en 1997, en una fotografía satelital, y entonces tenía apenas 60% del tamaño que tiene actualmente.

La basura flotante no tiene un dueño particular, realmente es la comunión de los desperdicios plásticos de todo el planeta, arrastrados por la corriente marina.

Actualmente podríamos bautizar a este sexto continente de desperdicios plásticos (el área negra de la imagen) y se me ocurre llamarlo Legado de la Inconsciencia.      

http://www.facebook.com/pages/Huellas-Caracas/126654817455236